Naves de barricas.

Subterráneas e independientes, con las condiciones naturales de temperatura y humedad constantes, necesarias para una buena crianza de los vinos. Barricas nuevas de roble americano, francés y navarro.